image_pdf

Momentos de intervención, momentos de educación y práctica política. Entrevista a Katya Colmenares

Uno de los principales retos de Morena, luego de que con la llegada al gobierno varios de sus cuadros más avanzados se han incorporado a las tareas gubernamentales es la orientación y definición política de un aparato político que debe moverse en varios frentes. El tema de la formación política se ha vuelto en los dos últimos años una tarea preocupante y que juega a contra tiempo en la gran coyuntura que hoy vivimos. En este panorama, de discusión, de posicionamientos, de líneas y directrices que sirvan como brújulas para moverse en las distintas coyunturas el Instituto Nacional de Formación Política de Morena ha lanzado la publicación de la revista Conciencias. Pensar la transformación. Hoy tenemos el gusto de conversar con una de las personalidades que están de tras de este proyecto editorial y que ha tenido una participación decisiva dentro de dicho Instituto: Katya Colmenares. 

Intervención y Coyuntura ( en adelante IyC).- El Instituto Nacional de Formación Política de Morena ha lanzado una nueva publicación. Katya, como parte medular de este proyecto político-educativo, podría decirnos, ¿Cuál es el lugar de la reflexión teórica sobre la sociedad dentro de la militancia partidaria?

Katya Colmenares( en adelante KC): En cualquier proceso de cambio, la reflexión teórica es fundamental, porque para construir lo nuevo se requieren ideas. La 4T es un proceso que  articula dentro de su militancia sectores de la sociedad muy disimiles pero con una idea clara de que es posible construir otro México: pueblo pobre del campo y la ciudad -sistemáticamente olvidado y utilizado por los gobiernos neoliberales, clases medias, intelectuales de reconocimiento internacional y empresarios con interés nacional. La militancia ha comenzado a organizarse desde el primer momento en distintos espacios para la formación política, en algunos lugares con mayores resultados. El Instituto Nacional de Formación Política (INFP) es parte de esos esfuerzos y se cristaliza como una de las últimas iniciativas de Andrés Manuel López Obrador antes de comenzar su responsabilidad al frente del gobierno de México. Creo que no exagero si afirmo que el INFP está llamado a ser el corazón del partido en tanto que se propone impulsar la revolución de las conciencias para garantizar la realización y profundización de la Cuarta Transformación. 

La coordinación académica del INFP ha tomado la metodología de la educación popular como el eje para los trabajos de formación política que lleva a cabo y ésta consiste en un proceso continuo y sistemático en el que el pueblo reflexiona sobre su realidad para transformarla. Esto es muy importante porque el instituto no pretende adoctrinar a nadie, sino coadyuvar en la formación para incentivar la participación y organización, de manera que el pueblo se convierta en la fuerza dirigente de este país. El pueblo sabe lo que necesita y desde el INFP sólo nos proponemos poner a disposición herramientas para que sea él mismo el que defina cómo y hacia dónde. La teoría en ese sentido es un medio que se pone al servicio para la interpretación y la acción, necesitamos una militancia que reflexione sobre su propio papel, que se asuma como parte del problema, pero también de la solución. 

En la coordinación académica del INFP sabemos que nuestra tarea fundamental es replicar esfuerzos y multiplicar cuadros por ello nos proponemos contribuir en la cultura de la participación, clarificando conceptos, principios y criterios para que la política se ejerza como un noble oficio, desde un espíritu de servicio al pueblo. 

El INFP tiene un consejo interno que articula intelectuales destacados que acompañan históricamente al movimiento y que están profundamente comprometidos con la formación política. Ellos nos acompañan en este esfuerzo formativo militantemente y están presentes en los diversos proyectos del INFP, garantizando la calidad y el nivel desde los objetivos establecidos.

La Revista teórica Conciencias. Pensar la transformación www.morenflix.mx/conciencias-pensar-la-transformacion/ recoge precisamente aportaciones de varios integrantes del Consejo interno, con este material, que estaremos sacando de manera trimestral, pretendemos ofrecer reflexiones de calidad para nutrir a la militancia y a los círculos de estudio que continuamente necesitan herramientas para descifrar la coyuntura y revisar su práctica política.  

(IyC).- Si asumimos que la 4T es una transformación al seno del Estado y en la relación que este sostiene con la sociedad ¿cuál crees tú que sea el punto medular de la formación política? 

(KC).- Sin lugar a duda creo que el punto medular es la transformación de nosotros mismos, es decir de la subjetividad del mexicano, por ello en el INFP hemos asumido el objetivo de la “revolución de las conciencias”. Diversos acontecimientos históricos han dejado una huella en nosotros, el más reciente quizá sea el neoliberalismo, que nos ha conducido aceleradamente a la destrucción de las relaciones comunitarias y solidarias de nuestro pueblo. La atomización de la sociedad va creando la cultura del “sálvese quien pueda”, y en ese contexto no hay salida, no hay posibilidades de construir ningún proyecto político, lo que nos deja a expensas de las decisiones que se toman desde los poderes económicos, que ni siquiera se deciden en México. 

Necesitamos reconstruir el tejido comunitario de nuestro pueblo y eso sólo se podrá hacer en el trabajo conjunto, reflexionando, discutiendo, participando, necesitamos que el pueblo vuelva a creer en sí mismo, que crea en sus ideas, en su capacidad de definición, en su voluntad política, para que su práctica política sea una realidad. 

El partido tiene un papel fundamental en este trabajo y debiera fungir como referente para la reproducción de la vida digna en comunidad, tendría que ser un espacio de encuentro, de intercambio y de diálogo para la construcción de un proyecto de país. En la práctica esto no es así, pero tenemos que avanzar en ese sentido, el INFP impulsa esa ruta. 

(IyC).- Katya, participas de un esfuerzo colectivo en el que se expresan numerosas posiciones. ¿Consideras tú que al interior de Morena y en sus procesos de formación se disputan distintos horizontes de sentido de lo que debe ser la transformación? ¿o existe, por el contrario, un consenso mínimo de por dónde debe transcurrir esta?

(KC): Morena es un “movimiento” literalmente, por ello, como indicas no tiene un único horizonte de sentido, sin embargo, creo que el proyecto de la 4T ha logrado convertirse en un referente simbólico -y por ello, no unívoco- que aglutina los sueños despiertos de nuestro México profundo. En esos sueños está el pueblo que construye un país a su imagen y semejanza: un México de justicia, digno, que ha vencido no solo la conquista sino la colonización, un México que se levanta orgulloso de sus raíces, al fin, como un pueblo empoderado. 

Considero que también hay mucha necesidad de sacudirse la corrupción que después de 70 años de PRI y de neoliberalismo se hizo cultura política. Está costando en cuanto a la estructura de Morena se refiere, porque había ya códigos muy arraigados sobre el modo en el que se hacía el reparto de posiciones y candidaturas, pero la militancia está cansada de ese modo de proceder y está exigiendo coherencia. El instituto y la militancia están del mismo lado, queremos la democratización del partido y que vayamos avanzando en la cultura de la escucha. Tener vocación política significa, precisamente, saber escuchar el llamado del pueblo y es lo que estamos intentando. Hacer ese trabajo en Pandemia tiene sus problemas porque gran parte del pueblo no tiene acceso a tecnologías de información, estamos trabajando en ese sentido con varios proyectos para hacer llegar materiales a todo el país. Sabemos que la cuestión de los contenidos y materiales es sólo una parte, lo fundamental es que podamos robustecer la Red Nacional de Círculos de Estudios (RENACE) para que la gente estudie, reflexione y discuta en comunidad, porque de ahí es de donde saldrá la organización política nacional. Por eso estamos haciendo un llamado a todo el país para que se formen con nosotros como educadores populares y dentro de sus comunidades inauguren o fortalezcan círculos de estudio que estén articulados con la RENACE. 

En líneas generales te diría que hay un consenso mínimo, pero tenemos que avanzar en su consolidación dialogando y reflexionando juntos.     

(IyC).- Katya desde tu perspectiva, ¿Cuáles crees que deben ser los temas más urgentes en lo que debe intervenir la formación política de Morena? ¿Cuál es la tarea más apremiante en nuestra actual coyuntura?

(KC): Hay sin duda temas muy importantes para la formación política y en virtud de atenderlos dentro del INFP hemos creado la Escuela Nacional de Formación Política (ENFP). Debido a la emergencia sanitaria tuvimos que abrirla de manera virtual www.cursos.formacionpolitica.com pero esperamos muy pronto poder retomar la presencialidad y comenzar a realizar talleres, seminarios y sesiones en todos los estados.

La ENFP consta de tres niveles, actualmente tenemos abierto solamente el nivel introductorio, el plan es abrir el nivel intermedio en marzo orientado. Cada uno de los niveles está planteado desde una pregunta metodológica.

  1. El nivel introductorio responde al interrogante: ¿Entendemos las condiciones actuales del mundo? En este sentido, se tratan temas fundamentales para comprender la realidad política actual a partir del estudio de conceptos básicos, fenómenos, problemáticas concretas y trasfondos históricos.
  2. El nivel de desarrollo se desenvuelve desde la pregunta ¿comprendemos cómo las condiciones del mundo nos condicionan? Por ello, este nivel está enfocado en el análisis específico de la realidad mexicana como resultado de un conjunto de condicionantes que determinan en gran medida el tablero sobre el que se debate el actual momento histórico. 
  3. El nivel de profundización parte del cuestionamiento ¿Cómo podemos enfrentar estas condicionantes? Se trata del análisis de estrategias y experiencias para construir un mundo en el que quepan muchos mundos.

El nivel introductorio tiene 7 módulos: 

El primero es Hacia una cartilla ético-política, que aborda los principios normativos de la Política. Es un módulo es impartido por el Dr. Dussel y recupera reflexiones para orientar éticamente la práctica política desde un espíritu de servicio. 

El segundo módulo es impartido por el Dr. Lucio Oliver, quien nos ofrece reflexiones muy valiosas sobre ¿cómo continuar haciendo política en México? Desde la coyuntura actual y las posibilidades que se nos abren desde la Cuarta Transformación. 

El Tercer módulo, lo dicta el Dr. Enrique Semo, y nos comparte un ejercicio reflexivo de la historia de México, pasando por las tres transformaciones anteriores para repensar la Cuarta transformación desde el espejo que nos brinda la historia.

El cuarto módulo, recupera la exposición del Dr. Dussel sobre su obra 16 Tesis de economía política, en que explica de manera muy clara en qué consiste el capitalismo a partir de una exposición completa de la crítica de las categorías de la economía política burguesa, desde la mercancía hasta el mercado mundial y la teoría de la dependencia. 

El quinto módulo, aborda el tema ¿qué es el neoliberalismo? a partir de sus orígenes, definiciones y consecuencias. El Módulo se construye con la participación de varios especialistas, la Dra. Magdalena Galindo, el Dr. Alejandro Álvarez, el Dr. Juan José Bautista y la Dra. Josefina Morales, quienes abordan distintas aristas del problema para mostrar su naturaleza y el impacto que tiene en la vida de los pueblos.

El sexto módulo, expuesto por el Dr. Armando Bartra, ofrece una reflexión sobre los retos que han enfrentado los gobiernos progresistas en América Latina para incorporar aprendizaje significativo en la construcción de la 4T.

El séptimo y último módulo, la importancia de la lucha de las mujeres, es un esfuerzo colectivo que recoge reflexiones de Elvira Concheiro, Haydee García Bravo, Monserrat Galceran, Martha Patricia Castañeda, Guiomar Rovira, Araceli Mondragón, Amaranta Cornejo, Verónica López Nájera y Gabriela González Ortuñón, compañeras que se propusieron revisar en conjunto para pensar las principales problemáticas y los conceptos clave para avanzar en la despatriarcalización de nuestro sistema y realidad.   

Cada nivel de la ENFP se desarrolla desde distintas temáticas como Política, Economía Política, Historia, Feminismos, Sociedad, América Latina, etc. 

En total tenemos contemplados 26 módulos temáticos, expuestos por intelectuales nacionales e internacionales.

La ENFP está abierta a todo público, no tiene ningún costo, es completamente gratis y no es necesario ser militante para poder participar. Los beneficiarios directos son la Red Nacional de Círculos de Estudio, servidores públicos, simpatizantes en México y en el extranjero y pueblo de México en general. 

Además de la currícula básica de la ENFP, tenemos otros cursos especiales que responden a temas específicos de gran relevancia como son: Educación popular y revolución de las conciencias, Feminismos, política y decolonialidad, El arte de la Política, La tercera transformación, Ética en los medios de comunicación, Masculinidades en transición, Diversidad sexual, Cuatro Pilares de la Formación Política, Formación municipal y Formación de formadoras. 

Esta escuela y los productos del INFP como Morenflix  www.morenflix.mx y la Revista teórica Conciencias se han construido con la colaboración de mucha gente, detrás hay toda una comunidad trabajando con el único objetivo de servir al pueblo de México y enriquecer el partido movimiento que debe seguir creciendo y madurando para esta a la altura del momento epocal en el que nos encontramos. Sabemos que el esfuerzo no es suficiente, estamos por ello en revisión continua y abiertos a las ideas y las críticas para lograr mejores resultados y prestar un mejor servicio.

(IyC).- Enhorabuena, por este nuevo proyecto editorial que esperamos tenga larga continuidad y que ofrezca de las herramientas necesarias a esta estructura política que sin duda marcará la continuidad o no de este proceso de gran calado en lo que se refiere a la lucha por la transformación política de nuestra nación.